5 POSTURAS para mejorar nuestra CONCENTRACIÓN

Lo que diferencia sobre todo la práctica de yoga de otras disciplinas, es que cuando hacemos una postura con el cuerpo, no solo estamos trabajando con eso, con el cuerpo, sino que también trabajamos la mente, las emociones, el corazón.

A medida que profundizas en la práctica te darás cuenta de cómo cada postura nos infiere una serie de cualidades diferentes que vamos a ir reconociendo y manifestando en nuestra vida. Por ejemplo, las posturas nos ayudan a mejorar nuestra concentración. En casi todas las posturas se suele realizar lo que se llama el dhristi, que se trata de llevar la mirada a un punto fijo; pero existen muchas otras que, además, potencian esa concentración.

En esta sociedad hemos perdido la capacidad de concentrarnos, por lo que el yoga puede ser una maravillosa herramienta que nos devuelva esta capacidad y podamos utilizarla en nuestro favor. Así, estas cinco posturas te van a ayudar a mejorarla muchísimo.

1 TADASANA | La montaña

Según explican los autores del maravilloso libro «El origen de los Asanas«, esta postura es la que nos ayuda a «resolver nuestras dudas». Una postura donde lo importante es la firmeza tanto del cuerpo como de tu mente. Nos volvemos fuertes como una montaña.

2 VRKSASANA | El árbol

Uno de los primeros equilibros que suelen aprenderse en la práctica de yoga. En esta postura aprendemos a concentrar la mirada y a establecernos rectos, pero flexibles como un gran árbol. Así debemos mantener la concentración para evitar caernos.

3 VIRABHADRASANA I | El guerrero 1

El maravilloso guerrero nº1, tiene una actitud de seguridad, de confianza y de concentración. Hemos de mantener la pelvis en una posición neutra, mientras que nuestra pierna de atrás realiza una tracción contraria. La mirada fija y los brazos en alto. Aunque parece sencilla, es una postura con muchísimas implicaciones y te aseguro que nada fácil de mantener, como ya nos indican Leslie Kaminoff en Anatomía del Yoga. Eso sí, nos ayuda a mejorar notablemente nuestra concentración.

4 NAVASANA | LA BARCA

Una de las posturas que, al principio, puede ser muy retadora. Se trata de una postura en la que activamos intensamente el torso para mantener las piernas hacia arriba y el tronco recto. Sin embargo, nos ayuda a mejorar nuestra concentración.

5 ADHO MUKHA VRKSASANA | El árbol bocabajo

Una de las posturas más conocidas del equilibro sobre los brazos, qué duda cabe que nos ayudará a mejorar la concentración para poder mantenernos en esta posición. Te recomiendo que, al principio, intentes hacerla con la pared, para evitar sustos. Luego, poco a poco, irás viendo cómo tu cuerpo se fortalece y tu concentración mejora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *