ESTERILLAS DE YOGA

Aquí te presentamos una cuidadosa selección de esterillas apropiadas para la práctica de yoga. Para ello, hemos tenido en cuenta las características básicas que consideramos que un buen mat de yoga debe poseer, como una buena adherencia, materiales amigables con el medio ambiente o un tamaño apropiado, así como una buena relación entre precio y calidad. Abajo encontrarás algunos consejos a la hora de decidirte por una u otra.

CONSEJOS PARA ELEGIR UNA ESTERILLA (MAT) DE YOGA

Decidirse por una esterilla de yoga para nuestra práctica no es un asunto baladí. Uno de los mayores errores que cometen muchas personas que empiezan a practicar por primera vez yoga es que piensan que cualquier esterilla puede valerles para practicar. Sin embargo, esto es un gran error e incluso puede ser contraproducente para nosotros y para nuestra práctica, ya que una mala esterilla, o una esterilla no específica de yoga, entre otras cosas, puede dificultarnos nuestra práctica (porque suelen carecer de adherencia), transmitirnos inseguridad, e incluso, lesionarnos.

¿Qué cualidades debe tener una buena esterilla de yoga?

En el mercado de las esterillas o mats, vemos que existe una gran variedad de precios. Aunque suele ser una referencia el precio y la calidad, no siempre es así. Yo he comprado esterillas muy económicas que me han durado mucho tiempo y al revés. Sin embargo, sí es cierto que suele ser un indicativo, ya que, como dice nuestro refrán, nadie da duros a pesetas.

En mi opinión, la cualidad fundamental que debe tener una esterilla de yoga es la adherencia: que resbale lo menos posible cuando practicamos yoga. Si cumple este requisito previo, lo demás ya es una cuestión de gustos.

¿Qué características debo tener en cuenta para elegir una buena esterilla de yoga?

Adherencia

Como te decía antes, lo primero que tienes que mirar es la adherencia. Es la cualidad más importante de todas. Asegurate de que la esterilla es lo suficientemente adherente para que tu práctica no se vea afectada por un mal material.

Material

Los materiales que suelen usarse son PVC, caucho, e incluso algodón. Poco a poco hay una tendencia de utilizar materiales amigables con el medio ambiente. También podemos encontrar poliuretano para fijar la adherencia.

Grosor

Si es la primera vez que practicas yoga, seguramente te resulte mucho más cómoda una esterilla con un grosor un poco mayor. El grosor normal suele rondar los 4mm. Sin embargo, también existen esterillas con un grosor mucho mayor, sin embargo, para posturas de pie o de equilibrio, se pierde estabilidad. No obstante, pueden ser interesantes en caso de prácticas fundamentalmente en posturas sedentes, supinas, o en cuadrupedia: todas aquellas que necesitemos una superficie un poco más blanda.

Peso

El factor peso también puede ser influyente. Algunas esterillas son muy ligeras (por ejemplo, las de gomaeva), otras pueden superar incluso los dos kilos. Si vas a necesitar portarla durante mucho tiempo, quizás debas tener en cuenta este factor a la hora de elegirla.

Precio

Y, por último, el otro factor es el precio. Como te decía antes, he probado esterillas caras y que no me han gustado y esterillas baratas que me han durado muchísimo tiempo, así que tampoco es un determinante de la calidad de la esterilla. No obstante, lo normal suele ser que el uso de materiales ecológicos o de calidad, las prestaciones y demás sitúen las esterillas a un precio más elevado.