POSTURAS DE YOGA | asanas sedentes

¿Cómo se realiza una postura sedente de yoga?

Existen muchas variaciones de posturas sedentes que iremos viendo más adelante. En principio, existen varias acciones que deberemos realizar:

  1. Que la base de la postura sean los isquiones y el suelo pélvico, porque así podremos mantener la espalda recta, evitando una mala alineación.
  2. Que las piernas estén en contacto con el suelo. Sobre todo las rodillas, deben estar en contacto con el suelo, porque así liberamos de carga la zona lumbar y conseguimos una postura correcta.
  3. Que la columna esté recta (respetando sus curvas) y la coronilla alineada con el cielo.

Posturas sedentes de yoga

Existen muchísimas posturas de yoga, algunas cruzan las piernas, otras las estiran, otras las abren… A continuación algunas de ellas

Sukhasana: La postura fácil

En esta postura se entrecruzan las piernas de manera sencilla.

Siddhasana: la postura del experto

En esta postura se coloca un pie en contacto con el pubis y el otro enfrente. Se dice que meditar 12 años en esta postura concede la iluminación.

Baddha Konasana: la postura del ángulo cerrado

En esta postura las plantas de los pies están juntas y las rodillas hacia los lados. Es muy adecuada para dar flexibilidad a la pelvis.

Dandasana: la postura del bastón

En esta postura las piernas van juntas y estiradas y se considera una postura básica.

Padmasana: la postura del loto

Es la reina de las posturas sedentes. En ella las piernas se entrecruzan y se llevan ambos pies a la raíz del muslo contrario.

Svastikasana: la postura solar

En esta postura se coloca una pantorrilla sobre la otra, es una postura a caballo entre siddhasana y padmasana.

¿Qué beneficios tienen?

Son muchos los beneficios de las posturas sedentes, sobre todo para nuestra sociedad, en la que a causa de nuestra mala posición, nos encontramos con cada vez espaldas más rígidas y debilitadas.

  • Mejora la posición corporal y la higiene postural.
  • Fortalece los músculos erectores y estabilizadores de la columna y relaja los grandes músculos.
  • Ayuda a crear más flexibilidad y apertura pélvica, dándole mayor movilidad a la cadera.
  • Previene de dolencias como la ciática.
  • Permite una mayor capacidad pulmonar.
  • Mejora el estado de ánimo, desarrollando una actitud alerta y activa.
  • Otorga sensación de equilibrio mental.
  • Mejora la concentración y la paz interior.
  • Una buena postura ayuda a la introspección y a la meditación profunda.
  • La conexión entre la energía del cielo y la estabilidad de la tierra se produce de una manera más obvia.

Contraindicaciones de las posturas sedentes

Son escasas las contraindicaciones que una postura sedente puede tener para la mayoría de las personas. Sin embargo, algunas vienen derivadas no de la postura en sí, sino de las diferentes dolencias que se puedan tener. Sin embargo, prácticamente todas desaparecen si utilizamos los apoyos necesarios para mantener una postura correctamente alineada.

Los tres puntos claves con los que tendremos que tener cuidado son:

  • Los pies (tobillos y empeines) no deben presentar ninguna tensión. En caso de tensión, debemos deshacer la postura.
  • Las rodillas deben estar apoyadas en el suelo o, en su defecto, sobre mantas, cojines, ladrillos, etc. Para que no queden en el aire. En caso de tensión en las rodillas, debemos soltar la postura.
  • La pelvis debe estar apoyada sobre los isquiones, para evitar la rectificación lumbar, la hipercifosis o la compresión de las vértebras cervicales.

Materiales y accesorios que podemos utilizar

Para estas posturas podemos utilizar:

Ladrillos de Yoga: son muy útiles, ya que son ligeros y fáciles de transportar. Nos podemos sentar sobre ellos, para así elevar nuestra pelvis (lo que facilita apoyarnos sobre los isquiones y que nuestras rodillas toquen el suelo).

Las mantas de yoga: son los mejores aliados por excelencia. Podemos sentarnos sobre varias mantas dobladas, a modo de cojín. También las podemos utilizar para colocarlas debajo de las rodillas, si están en el aire.

Los bolsters: cojines cilíndricos comodísimos y muy manejables para diferentes posturas, entre otras, poder usarlas a modo de zafu o cojín.

Zafus y cojines: son los ,materiales por excelencia de las posturas sedentes, ya que nos permiten sentarnos de una manera cómoda. Es importante que sea de un buen material que sea cómodo pero que nos ayude a mantener la pelvis recta.

Aquí tienes algunos de nuestros artículos de selección que te pueden servir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *